Decora tu casa para adelgazar







Por: Crismar Elena Cuyares V. 

El título de este post no tiene ningún error. Sí, tu casa puede ayudarte en el fantástico proceso para conseguir la figura que deseas. Esto no es algo nuevo o inventado. La decoración juega mucho con la psicología. Los colores están relacionados con las emociones; y las imágenes que vemos constantemente llegan a nuestro subconsciente haciendo que nuestros pensamientos rijan la forma como nos desenvolvemos. 

Hace un año comencé el proceso para rebajar unos kilitos que tenía demás. Así que me puse manos a la obra. Por su puesto, no es que decoré mi casa y ¡listo, rebajé! Todo fue un proceso que incluyeron rutinas diarias de ejercicios con FaustoMurillo y siguiendo tips de buena alimentación de Sascha Fitness. El resultado fue paulatino, pero satisfactorio. Ahora siento mi cuerpo más saludable, estoy bien conmigo misma y el plus fantástico es que ¡la ropa me queda súper bien!. 

Ahora bien, ¿cómo me ayudó la decoración en este proceso? Te comento unos tips fabulosos que aprendí en mis cursos de decoración interior y en los talleres de feng shui a los que he asistido y que me han dado resultados satisfactorios para bajar mis niveles de ansiedad y adelgazar. 




  1. Procura que la cocina no sea lo primero que veas cuando abras la puerta de tu casa. Lo que harás es pensar en comida y llegará la tan temida ansiedad. Sabemos que las casas y apartamentos de ahora los construyen con las cocinas chiquitas y casi que en la puerta; si es así, entonces coloca una trampa visual y mantén tu cocina pulcra, sin muchos elementos a la vista. Que sea lo más minimalista posible. Sólo coloca a la vista una bandeja de frescas y deliciosas frutas para que vayas creando conciencia de alimentación saludable. 
  2. Si tienes platos o utensilios de cocina de colores amarillo, rojo, naranja.. ¡tíralos! Regálalos, escóndelos. Lo importante es que salgan de tu cocina y que no regresen nunca más. Los colores cálidos  activan el apetito. ¿por qué crees que MacDonals, Arturos, Wendys, etc. usan estos colores? Todo va a tu subconsciente.
  3. Compra platos de color azul. Este color suprime el apetito. Igualmente sucede con los individuales, pañitos de cocina y demás accesorios que nosotras las mujeres compramos para la cocina; que estos sean de color azul, verde, morado, etc. La idea es que sean de tonalidades frías. Ya sabes el porqué.
  4. Las esculturas, cuadros y accesorios de gorditos también se tienen que ir de tu casa. Suplántalos por esculturas de formas delgadas que representen un ideal realista de la figura que quieres lograr.
  5. Decora con plantas y cuadros de frutas. La idea es conectarte con lo saludable.
  6. Crea un espacio para meditar y hacer ejercicios. La meditación reduce la ansiedad y si decoras un área de tu casa para hacer tus actividades físicas te sentirás más motivada.
  7. Procura que las demás áreas de tu casa o apartamento estén decoradas con colores neutros, como beige, blanco, o tonalidades pasteles. Este tipo de ambientes reducen el estrés, por lo tanto, tus niveles de ansiedad bajan y sentirás menos ganas de estar picando o comiendo a cada rato.
  8. Mantén el orden y evita los desastres.
  9. Coloca fotos de cuando eras delgada. Quien mejor que tú para motivarte a llegar a la meta que tanto deseas.


Todo depende de ti y para hacer estos cambios en tu casa. Tienes que estar abierta a la transformación y a deshacerte de las viejas pautas para que puedas dar paso a lo nuevo. ¡Hasta la próxima! *** Recuerda compartir con tus amigos esta información ***